jueves, 19 de julio de 2018

Los Caminos de Santiago desde Casquita (Villaviciosa) (1ª Entrega)

image
Casquita y su Faunino

Casquita tanto en el Camino hacia San Salvador de Oviedo, y la continuación hacia el llamado Camino del Norte, juega un papel importante en el reparto de flujos camineros, aunque el revival peregrino que por estos lares se está dando haya situado a no más de una década su importancia, aunque por tales predios hubiera importantes flujos camineros y romeros y sobre todo arrieros, pero los cronicones documentales apenas si hablan de Casquita.

A la salida la villa de Maliayo tras dejar atrás el cruce de carreteras AS-113 en el lugar La Parra, se entra al par del bar Casa Aurelia y se sale de tal eje regional, para tomar la carreterita local VV-10, a la vera del bar Caso, para seguir por este eje local hasta encontrarnos ante la bifurcación de Caminos de Santiago de Casquita.

Lugar donde un ramal nos lleva por la izquierda a Oviedo, o sea que sube por las Camocas hacia el alto de Castiello, donde el Camino se abre de nuevo en dos ramales: el que sigue de frente y remonta en línea de ascensión por San Pedro de Ambás hacia la aldea de Arbazal, y luego está el que rodea una bella finca en el mismo Castiello, para irse por la derecha en descenso hacia el Monasterio de Valdediós y por Vallina Oscura ganar el Alto la Campa, donde se encuentran de nuevo ambos caminos bifurcados en Castiello.

Retrocedo de nuevo a Casquita (Grases), ante la ermita de San Bras, hay otro trazado que sigue de frente, y que nos lleva unos metros por la carretera VV-10, buscando las orillas del río Valdediós en dirección a la cuesta de Niévares para de este modo subir al Alto la Cruz y entrar después de dejar el valle de Peón en el concejo de Gijón, y seguir el camino jacobeo por la costa hacia el confín occidental asturiano.

Algunos de estos tramos en Villaviciosa, dada la construcción de la autovía A-68, se han ido creando una serie de nuevos trazados o variantes dentro del eje jacobeo, que, junto con la confluencia de otras redes camineras, como el Camín de Covadonga, y otras de menor entidad con marcas propias, más aquellas que nacen del capricho particular de señalizar, conforman todo un conglomerado de caminos y señalizaciones que el caso de Villaviciosa están dando más de un problema.

image

Lo cierto, es que los trazados jacobitas por el Concejo de Villaviciosa, tiene cierta complejidad tal y como podemos ver por los artículos que voy publicando sobre la red caminera peregrina y romera, la cual es bastante más plural y diversa de lo que dejan ver los actuales trazados, sin que encontremos muchas referencias históricas a cerca de otros posibles trazados o variantes que se utilizaron en su día, como el Camín jacobita de Priesca por Bayones y Fuentes, etc.

Fuera como fuere, y dada la pluralidad de trazados, de variantes y posibilidades, deseo exponer el tema en su amplio espectro, incluso con propuestas personales, que invito a las asociaciones de la peregrinatio astur y al Ayuntamiento de Villaviciosa estudiarlas y proponerlas, y si llegara el caso ante otros organismos, como posibles variantes oficiales del Camino, tal y como se hace en otras latitudes.

Asturias y su lugar en la peregrinatio jacobea

La Vereda de los San Salvadores, llamado también Camino del Norte, viene desde las tierras de Vasconia (Irún) salpicada por toda una suerte de edificaciones levantadas bajo la potente advocación de San Salvador, e iban camino, en primer término, de la gran capital peregrina que fue Oviedo, y no Santiago, de ahí el famoso refrán: «quien va a Santiago y no va a Oviedo, visita al criado y no al Señor» (San Salvador de Oviedo).

image

No hay que olvidar, que ochenta años antes de que se diera el acontecimiento de Campus Stellae, Oviedo ya florecía como capital peregrina, no en vano los reyes astures desde Fruela a Alfonso II se dieron cuenta de la importancia de contar en sus dominios con una ingente cantidad de reliquias, Oviedo contaba entre otras reliquias con el Arca Santa, la Cruz de la Victoria, y el Santo Sudario, etc… amén de que era la capital de imperio (astur-leonés) que llegaba desde la Gallaecia hasta las tierras toledanas, y no en vano en sus altas tierras astures (siglo VIII) se albergaban tantos nobles como obispos pusit montes firmissimos Dominicus, que se ponían a salvo de la huestes sarracenas. Hasta 30 obispos exiliados en la diócesis ovetense se contaba, motivo por lo cual fue llamada la Civitas Episcoporum.

                          imageIMG_4173

Pues bien, tras la aparición de fenómeno santiaguista en Iría Flavia, no solo se reforzaron viejas caminerías, pues ya Oviedo era la capital, sino que se instituyeron nuevos caminos y trazados, que como he dicho, primero tuvieron su centro nuclear en Oviedo, y luego todo ese gran flujo derivó hacia Santiago de Compostela, creándose todo un tráfago de Caminos, que se tildaron de «jacobeos» los cuales se fueron articulando en diversas épocas a lo largo de territorio rumbo a Santiago.

Al norte del llamado Camino de colonización religiosa instruido por Cluny, el llamado Camino Francés, se hallaban otros caminos, y uno de ellos es la llamada Vereda de los San Salvadores, o sea el Camino del Norte o de la Costa, y Oviedo era uno de sus puntos más importantes, por si misma y por su importancia dentro de los flujos romeros hacia Santiago, pues ya en el año 1.488 llegaron a editarse por el cabildo catedralicio 37.694 buletas. La buleta era una credencial que se entregaba al peregrino que había cumplido con la peregrinación a cambio de una limosna. De su existencia tenemos constancia desde 1453, y con ejemplares conocidos desde 1493, siendo la ultima de 1852 (López Fernández 2016) Hay un ejemplar en Hipsanic Society of América de Nueva York.

image

Pues bien, esa gran arteria jacobea que cruza de Este a Oeste la cornisa cantábrica: Vasconia, Cantabria y Asturias, instaurando monacatos, templos, encomiendas y hospitales, para encauzar la gran riada de romeros hacia Oviedo, punto de confluencia y divergencia de caminos jacobitas camino de León, Camino Primitivo, Camino de las Reliquias, Camino de la Costa, con posterior destino a Santiago de Compostela, se halla en Asturias y en su punto central, el municipio de Villaviciosa, que presenta una cierta complejidad de trazados santiagueros, más de los que marcan los trabajos de referencia histórica, pues cuando entramos al detalle de estas posibles redes y con otras perspectivas, vemos que el mapa de redes camineras y romeras se nos abre como un caleidoscopio y presenta, a su vez importantes incógnitas camineras, sobre trazados, su uso y su importancia.

image
Mapa de arranques de los distintos caminos desde Casquita.
  • ---- rojo. Camín de Covadonga
  • ---- verde. Alternativas Camino de Santiago
  • ---- azul celeste. Camino de Santiago de la Costa (Gijón)
  • ---- amarillo. Camino alternativo a Valdediós
  • ---- azul. Camino de Santiago Castiello a Valdediós
  • ---- azul oscuro. Camino del Norte por Castiello a Arzabal
  • ---- verde oscuro. Bajada desde el Camino del Norte a Valdediós
Con respecto a presencia de grandes arterias camineras, decir que hay poco escrito y menos sobre la actividad arriera que se dio sobre estos trazados, que o bien iban desde la costa(zona mariñana) a la meseta castellana, o aquellas otras que venían al abrigo por los valles prelitorales hacia Maliayo (Villavicisoa), y entre esos ejes de diversos flujos, estaba el quehacer peregrino que en Villaviciosa que tenía una gran amplitud de caminos y variantes, aun si delimitar y sin estudiar en profundidad, aunque por mi parte ya he hecho algunas aproximaciones, al igual que otros autores como Xurde Morán u otros.
Dentro de esa gran arteria jacobita que cruza de Este a Oeste el municipio de Villaviciosa, hay un lugar muy interesante entre otros, y no por su gran monumentalidad o patrimonio, sino porque en Casquita y delante de su ermita de San Bras, es donde se produce una gran bifurcación de los Caminos jacobeos.

Aunque esto no fue producto de las primeras hornadas romeras, sino a diversos aconteceres que hicieron que Gijón fuera campo de atracción para los peregrinos en su quehacer de seguir por la cornisa cantábrica hacia las tierras gallegas, dando la espalda a San Salvador de Oviedo. De ahí la importancia de este pequeño enclave villaviciosino como es Casquita.

image
Bifurcación de Casquita

Casquita. La gran bifurcación de la Vereda de los San Salvadores


El Camino de Santiago sale de Maliayo y se adentra en tierras de Amandi y tras visitar su hermética iglesia, para un poco más adelante cruzar el apuntalado puente sobre la confluencia de las riegas de Viacaba y Valdebarcena y el entrante de la ría de Villaviciosa, Sigue el romero por el carril hasta dar con la AS-113, en La Parra, para entrar unos metros más allá en los predios de la carretera VV-10, la cual reparte flujos por el valle de las Camocas, Grases, y Rozaes, hasta conducirnos al poco de empezar tal carretil, al enclave de Casquita, punto de divergencia de los trazados jacobitas, por un lado está el ramal que va Oviedo a San Salvador, y luego el que va a Gijón para continuar por el llamado Camino de la Costa o del Norte.

Los viejos cronicones apenas si citan el lugar de Casquita, puesto que el ramal que va hacia Gijón, su nacimiento fue posterior y de menor talla, de ahí que apenas se hable de un lugar de tan poca significada talla más allá de citar su ermita dedicada a San Bras, pero sí que con el paso del tiempo, tal enclave se fue haciendo más importante, y sobre todo a partir de la revitalización que ha habido de los Caminos Jacobeos del Norte, con lo cual Casquita, hoy en pleno siglo XXI, ha terminado por tener su propia singularidad, marcada por la bifurcación y por la presencia ya inevitable en las redes sociales del Faunino de Casquita.

image

El Camino hacia San Salvador de Oviedo


En este particular enclave ubicado en el la llamada Vereda de los San Salvadores, (Camino del Norte) o sea hablamos de Casquita, nos dice la historiadora del Camino de Santiago en Asturias (María Josefa Sanz), que «se cruzaba el puente sobre el curso del río Valdediós, discurría arriba y abajo, rumbo al monasterio de Valdediós, por los caseríos de las dos Camocas, Castiello y Ambás. Arropaban este tramo del Camino otros dos de los numerosos templos románicos rural que ornaban los caminos asturianos de la peregrinación: San Juan de Camoca siglo XIII [antes habríamos dejado los templos de La Oliva en Maliayo y San Juan en Amandi] y la primitiva parroquial de San Pedro de Ambás, […] no lejos abría sus puertas una venta, hoy arruinada, donde podían reparar sus fuerzas. Estos se acogían a continuación al Monasterio de cisterciense de Valdediós, situado fuera del Camino, aunque en su entorno inmediato»

Dejamos aquí el relato de María Josefa Sanz, pues esto que expone y otras citas que más tarde insertaré, dan lugar a ciertas disquisiciones muy interesantes acerca de los trazados y usos de los caminos tanto de forma profana como religiosa.

image
Bifurcación de Castiello, delante de la finca El Palaciu.

Lo que está claro, es que el trazado de la Vereda de los San Salvadores dirección a Oviedo, hoy es un recorrido que se hace prácticamente por asfalto hasta llegar al pueblo de Castiello, donde el camino se bifurca, uno que va en ascenso a San Pedro de Ambás, el cual describen de forma actualizada tanto el blog de Vicente, que dedica varias entradas a este trazado de Casquita por Camoca, y también la famosa guía digital Gronze, que nos presenta este tramo con algunas peculiaridades.

En general, es un trazado que se desarrolla todo él por asfalto o con algunos tramos de pistas hormigonadas, y que van en un continuo ascenso que empieza nada más salir de Casquita, para dirigirnos primeramente a Camoca de Abajo y continuar hacia Camoca de Arriba, realizando a continuación el gran tobogán sobre el barranco de Camoca, o sea realizando el gran badén que se cierne sobre el arroyo de la Riega, tras el cual se sube a Castiello.

O sea, tres kilómetros de subida marcados de forma oficial, con jitos y flechas amarillas hasta el alto de Castiello, que es donde se arma un pequeño lío pues aparecen diversas variantes o trazados: un ramal que va a Valdediós y otro que se dirige hacia Arbazal.

Este trazado que sube por Camocha hacia Castiello, bien se continúe hacia Valdediós o hacia San Pedro de Ambás a Arbazal, en general predomina bastante el asfalto, y si a esto le unimos el recorrido de la etapa anterior, la que va de Colunga a Villaviciosa, tendremos un recorrido donde el imperio de la carretera amarga el transitar de la peregrinatio.

Por cuya razón, sería bueno estudiar algunos recorridos más suaves y blandos donde predominen los firmes de tierra y estén exentos de desniveles y pudieran tenerse como variantes interesantes para su realización.

image

  • A/ Camino de Santiago desde Castiello
  • B/ Camino de Castiello por la Rivera a Valdediós
  • C/ Camino de Ambás a Valdediós
  • D/ Camino de Arbazal desde Camoca-Castiello-Ambás-Arbazal
Victor Guerra.

Los Caminos de Santiago desde Casquita (Villaviciosa) (1ª Entrega)


domingo, 8 de julio de 2018

Los Caminos de Santiago viran al morado.

IMG_3348
Grupo de peregrinas granadinas , en el Monte del Gozo, con el autor de este artículo y virando al azul en este caso.

Reflexiones de un heterodoxo peregrino ante el Camino del 2018.

Llegado el controvertido año 2018 con sus complejas y cambiantes climatologías, tanto mi hermano Maki como yo, decidimos en principio llevar adelante el proyecto de realizar uno de los Caminos Portugueses,  que ahora parecen estar de moda.

Pero al final esto no fraguó, y por lo cual terminamos saliendo de nuestros propios domicilios: Villaviciosa y Gijón, para cubrir juntos el Camino del Norte o de la Costa, la  Vereda de los San Salvadores, y luego llegados a Santiago, vuelto Maki a Gijón, yo continuaría en solitario, para acometer el regreso a casa a través del llamado Camino de Cluny, o sea el Camino Francés.

Fruto de este  peregrinaje por diversos caminos y terruños, nos trajimos no solo miles de fotografías, sino experiencias y vivencias que iré contando a lo largo de este año, en base a diversas entregas, tal y como hago todos los años.

Pero en esta ocasión, deseo arrancar esta serie  de reflexiones preliminares, que situaran a los lectores en las coordenadas en las que me muevo como referente de muy diversas caminerías, entre ellas las del Camino de Santiago, o los Caminos de Santo Toribio, o Mis Caminos a Covadonga.

IMG_4108IMG_3500IMG_4174

Si me gusta realizar parte del Camino Francés es porque puedo testear incidencias, inclinaciones, querencias, lo cual me ayudan a comprender mejor esta nueva realidad que se da en torno a los Caminos jacobitas, y una de las cuestiones que se han ido plasmando en mi retina es el viraje hacia lo morado, o sea un viraje hacia una importante feminización de los Caminos.

El Camino se pinta de color morado.

Al recorrer tanto, el Camino del Norte como el Camino Francés, cada uno con sus peculiaridades y conformaciones, me ha quedado claro, lo que ya venía exponiendo mi compañera peregrina de Woman to Santiago , Noelia Ramos: que está claro que los Caminos de Santiago, hoy por hoy, se está dando una preeminencia importante del género femenino con números estadísticos muy superiores al de los hombres, 

Sobre manera esto se puede ver en el Camino Francés. Se calculaba en el 2011 que el 40% de los peregrinos eran mujeres. No sé los datos actuales pero creo que los datos se han disparado.

noelia-womantosantiago-750x400

Se puede aventurar que la articulación del Camino de Cluny en su nueva versión, siglo XXI, con todas sus ofertas de mejora de caminos, de oferta cultural, de atractiva aventura controlada, con una ingente cantidad de servicios complementarios: servicio de taxi, transporte de mochilas, mejores instalaciones alojativas a buen precio, servicios de restauración que garantizan experiencias confortables, etc, hacen que este importante Camino pueda ser considerado como más fácil y accesible, más seguro  en cuanto a servicios y confortabilidad de la experiencia caminera, lo cual puede atraer a su realización.

Pero estas consideraciones que pueden servir para explicar este alza de los femenino en el Camino Francés, no parece servir para otros trazados considerados como más duros, con servicios muy ajustados o deficitarios con dificultades importantes en cuanto a señalización y desniveles, pues tambien en ellos también se denota esa presencia femenina, aunque aún algo escasa en cuanto a porcentajes, pero no por ello deja de ser significativa, 

Estamos hablando de Caminos con pocos servicios y con desniveles importantes, dígase el Camino del Norte, o el Primitivo, en el caso de Asturias.

IMG_2965

Esta significativa presencia de género femenino se podría especificar en dos perfiles de usuarias bien diferenciados, sin contar  con aquellas peregrinas que van con sus parejas o compañeros de viajes, en este caso particular me estoy refiriendo solo a los perfiles de mujeres que viajan solas o en compañía de otras, 

En ese colectivo podemos encontrar a las peregrinas repartidas entre las más diversas nacionalidades, desde americanas, inglesas, alemanas, polacas, coreanas, francesas, etc., y también, como no, españolas, aunque en menor medida.

Esta presencia femenina en los Caminos de Santiago se constata en cuanto al tema de la edad, en dos niveles, por un lado chicas muy jóvenes, cuya pirámide se mueve desde los 18  sin apenas rebasar los 25 años, muchas veces viajando solas sobre todo las peregrinas alemanas comose puede ver en el Camino de la Costa.
Luego está el colectivo de señoras ya más maduras que podrían reunirse en torno a un amplio abanico que se situaría entre los 40 a los 60 años, siendo algo excepcional, pero no menos especial, la presencia de señoras aún de más edad, que pululan por los diversos Caminos de Santiago.
Este año caminé durante unos kilómetros junto a una señora inglesa de 86 años.


           IMG_3821IMG_3768IMG_3999

Esta cuestión del género está teniendo una especial incidencia en el Camino, y las dudas que tengo y que expongo es si esto está siendo analizado a modo de prospectiva por los actores institucionales y asociativos, del Camino olas profesionales dedicados a la sociología y la antropología que se mueven alrededor de los Caminos de Santiago, ya que, no tardando mucho, no tengo ninguna duda,  que nos enfrentaremos a nuevos paradigmas.

Uno de esos puntos de impacto acerca de la presencia de las féminas en el Camino, ha sido la presencia imperante del concepto “ Camino Seguro”

Lo cual ha venido de la mano, en parte del asesinato de dos mujeres peregrinas, lo que ha sensibilizado a todo el conglomerado que conforman los Caminos de Santiago: al institucional, al económico, y al propio colectivo de usuarios, y no es que años anteriores no haya habido episodios de esta naturaleza, si que los hubo, por ejemplo hace años en la Rioja, se produjo el asesinato a manos de un pastor de una pareja d jóvenes peregrinos. Pero esta vez las redes y la potencia de los medios de comunicación y los intereses económicos e institucionales, saben que cualquier evento de esta naturaleza puede dar al traste  con cualquier industria, d eso saben bastante los paises al Sur del Mediterráneo.



Si embargo las especiales circunstancias de los Caminos, con esa alta presencia de féminas, y una alta sensibilización en los temas de violencia de género, y otras conductas agresivas o molestas para con la mujer de lo cual hay una permanente reiteración y sensibilización, han hecho que hoy por hoy, se haya articulado un especial seguimiento de la actividad peregrina por parte de los cuerpos de seguridad, que a veces resulta extraño y muy desproporcionado como pudimos ver en el cierre jubilar de Santo Toribio de Liébana.
.
Por otro lado, nunca en los Caminos jacobitas, vi tanta presencia directa o discreta, por parte  de los cuerpos de seguridad en el Camino, además de una concienciación ante este tema  de la violencia de género que se aprecia en las cartelerías existentes en los albergues, con comunicación de normas a tener en cuenta y teléfonos de ayuda y socorro en caso de conductas agresivas o lesivas. Esto ya es un hecho.

Pero me imagino que la presencia de la mujer en los Caminos jacobitas, terminará impactando en los diversos aspectos que rodean al desarrollo de estos singulares trazados, como ya lo esta haciendo  el tema de la seguridad, al que hay que sumar otros servicios complementarios, que han venido de la mano de esta presencia de género, o de una combinación de factores mixtos como pudieran ser el transporte de mochilas, ya son un hecho. Sería interesante ver y comprobar los volúmenes de peso y extensión de las mochilas, en  uno y otro género., por poner un ejemplo de como se entiende el Camino.

Por mi parte hice un pequeño recuento, y creo que entre los hombres todavía impera esa categoría de machoman que transporta la gran carga para el Camino.

Para ir cerrando el tema indicar que tengo razonables dudas de que en los entornos del Camino se esté reflexionando sobre todas estas cuestiones,  y prospectivas aparte, el colectivo femenino, creo que irá imponiendo modelos y formas de entender los Caminos y los servicios,  y sino al tiempo.

IMG_3381IMG_3201

Está claro que este colectivo también tiene que ser educado en las normas de la caminería y desarrollo sostenible,  pues muchas de las usuarias son ajenas a la experiencia caminera y los impactos en el medio rural y ambiental ya que provienen del mundo urbano, y esta consideración acerca de algunas conductas se deja ver ,por ejemplo, en la presencia y abuso de los pañuelitos celulósicos para la higiene tras las micciones urinarias en el trazado, lo cual deja un rastro importante en todos ellos .

IMG_0988_thumb[2]

Esta situación ya debería haber desencadenado, por ejemplo, una campaña de sensibilización a cerca del uso de esta plaga de pañuelitos celulósicos por los trazados jacobitas, planteando posibles alternativas para su erradicación, o al menos para aliviar la presencia de tales elementos, en general poco desechables y muy cantosos en cuanto a los impactos visuales.

Creo que hay que exponer una cierta sensibilidad con el tema de la presencia de género en el Camino, no porque yo renuncie a los temas de la defensa de lo mixto, pero las realidades se imponen, y no me extrañaría que más temprano que tarde, se empiece a solicitar nuevos servicios o utilidades en los servicios, por ejemplo, que las literas en los albergues tengan una cierta distancia a modo de respeto de los espacios íntimos y privados de todo ser humano, algo que por ejemplo los hombres estamos más acostumbrados a estas cuestiones.

         IMG_2878  IMG_3225

Se empieza a denotar tímidamente, que hay una cierta inclinación a poner en las literas bajas, cortinajes para preservar cierta intimidad, ya que como decía una vieja amiga peregrina,  no solo estamos hablando de mujeres jóvenes, sino de señoras con menos capacidad de movilidad para algunas cuestiones  como quitarse el sujetador en los estrechos pasillos o en las literas, sin sentirse molestas.

             IMG_3865IMG_4553IMG_4038

Sin dejar de citar, que en muchas pequeñas tiendas de pueblos es más fácil obtener determinadas utensilios para las señoras, como las  famosas toallitas que otras dedicadas a los  hombres, como contrapunto y ejemplo, lo cual  despertó todo un repertorio de risas en  el foro satiaguero, era la pregunta de una peregrina sobre la existencia o utilización de un secador en su mochila o en los albergues.. bueno sirva de risa, pero ya he visto en muchos albergues privado alguno de estos artilugios…

IMG_3295IMG_3351IMG_3653

Esta presencia de las féminas en el Camino es una de las cuestiones que más me ha llamado la atención este año, sobre todo en el tema del Camino Francés, en  el cual es muy evidente, y en mi caso, al realizarlo en sentido inverso como parte del camino de regreso a casa, pues uno se cruza con todos los peregrinos/as y va constatando algunas de estas realidades.

Por ejemplo, en una de las etapas entre Pedrouzo y Sarria, un día conté más de 250 mujeres peregrinas entre las 9 y 14 horas, luego ya lo dejé.

Es evidente que ese gran colectivo reúne perfiles y modos muy diferentes y circunstanciales tanto de entender como a la hora de desarrollar el Camino, tanto en un trazado como en otro, y es difícil salir de la generalidad y sumergirse en la particularidad, en los usos y costumbres…  de ca uno y de los colectivos... pero creo que se debe de hacer el esfuerzo para ir entendiendo algunas dinámicas que se se dan en estos peculiares trazados, y que o se dan en otras caminerías.

   .           Resultado de imagen de Sola y mujer en el Camino de Santiago     viajar-sola-uno-info  que-llevar-al-camino-de-santiago 

No deja de ser cierto que esta presencia conlleva también un cambio en las relaciones entre las personas, tal vez a mi me llame menos la atención puesto que he trabajado  durante años en medios altamente feminizados, y eso me ha hecho tener que adaptarme a  ciertas conductas, formas y tratamientos  y distancias de respeto, que por ejemplo no se da entre los hombres, vocabularios, maneras y formas…etc.

IMG_2858

Contrapunto cromático


Un cambio que se aprecia, y el mercado lo sabe,  es el trabajo de elaboración y consumo hacia la policromía cromática, dejando clara, además mediante ella de la orientación específica de los materiales dirigidos a las mujeres: calzado, mochilas, ropas, etc… 

En ese sentido se puede decir que los Caminos de Santiago han ganado en colorido en detrimento del monocromatismo  de carácter deportivo que impone el género masculino,  
Soy de la opinión que todo esto está cooperando a crear un cierto ambiente, que considero como más lúdico y abierto, lo cual no quiere decir que sea erótico-festivo que tanto se da en las grandes aglomeraciones festivas como puede ser el Camino  Francés en los meses de Julio y Agosto , aunque no soy ajeno, a que en esta coyuntura esta conlleva la aparición de peregrinos/moscardones que los hay y lo viví en directo en Triacastela me di con tres ejemples haciendo la corte plomiza a toda señora, indicando lo “divinas de la muerte que iban”.

652620_1

Otra cuestión que me llama la atención es la falta de atención de los escritores y escribidores del Camino de Santiago.

Es poca aún la dedicación que le hay a este tema en la gran red de redes, más a allá de fotografías o reflexiones genéricas sobre el Camino, digamos que me  encontré pocas menciones a  temas de género trasladados a las guías o  incluso a libros  que traten del Camino enfocado a las mujeres, más allá de los trabajos  de la editorial Casiopedia y el trabajo de Teresa  Morales: Peregrinas en el Camino de Santiago, o el libro de la americana Shirley Maclaine, al cual  contó su experiencia en el libro El Camino: un viaje espiritual (traducido al español en 2011), que tuvo una cierta trascendencia entre el público norteamericano y canadiense.

Tal vez pueda resultarnos interesante, a este respecto el artículo de Mercedes G.Rojo publicado en el Diario de León: Literatura y Mujer en el Camino de Santiago. pero ya digo que son cuestiones muy excepcionales, y eso también debiera abrir otra reflexión, sobre el Camino su feminización y su proyección.

En fin, un acercamiento a una realidad que puedo decir que me era conocida, pero que en este viaje por los diversos Caminos de la peregrinatio, me ha saltado a los ojos.
Victor Guerra

martes, 5 de junio de 2018

Este año 2018: El Camino del Norte. 12 de Junio.

P1150210

Tras la grata experiencia que tuvimos el años pasado  realizando el Camino Primitivo, o sea el Camino que hizo el Rey Alfonso II para ver que sucedía en Santiago de Compostela, y de paso mirar a ver si podía traer tal hallazgo a lo que hasta ese momento había sido la cuna de las reliquias y la capital peregrina por excelencia, como era la capital del Reino: OVIEDO, y su residencia, decir como ya lo he ido contando como cada año en este mismo blog, que fue toda una experiencia, aunque a distancia de ese primer Camino en convivencia con mi hermano Maki en las Reliquias. eso si que fue un peregrinaje en toda regla.

El años pasado fue el  Camino Primitivo, pese a su soledad y homogeneidad, y cierta repetición ambiental, lo pasamos bien aunque ni¡o pudiéramos disfrutar de Santiago, casi nunca podemos, en las Reliquias, en Santiago hubo diluvio universal, o sea que vuelta rápida, y en el Primitivo, nos pasaba a recoger un amigo, y hubo poco tiempo para disfrutar como peregrinos de Santiago.

En esta ocasión, 2018, estuve dando vuelta de llevarme a Maki, al Camino Portugués, que parece haberse puesto de moda, pero saliendo del esquinazo astur es todo un lio, para llegar a Oporto, lo más fácil es el avión, rápido y directo, pero a Maki, eso de tener que ir a pijo sacado con horarios, el n o poder llevar que cosas en las mochilas, como que le da un poco de yuyo, no poder llevar su palo o su navaja… pues como que no.

Por eso este años nos vamos  al Camino del Norte, o de la Costa o como carajo se llame, pues cada uno lo bautiza de aquella manera, para nosotros seré el del Norte, el que viene de Irún, pero en nuestro caso, y como ya hicimos en todas las ocasiones saldremos desde casa andando, bueno en esta ocasión no, saldremos desde Tremañes, pero en FEVE, pues deseamos quitarnos la fea etapa de transición entre Gijón y Avilés por lo cual el punto de partida será Tremañes (Gijón) en FEVE hasta Soto del Barco, donde empezaremos a caminar en pos  de la ciudad de Santiago de Compostela, para visitar al Señor Santiago.

20170521

La  verdad es que el tiempo pinta más bien mal, que bien, pues las témporas  de la Trinidad que nos indican que habrá  tormentas, chubascos  etc. o sea que nos mojaremos  más de un día.

O sea que habrá que armarse de paciencia tanto para el clima, que nos traerá además barro en abundancia, sobre todo cuando nos metamos en las zonas de las Ballotas,  con las bajadas a las vallejas marinas, ese tramo que tantos romeros  terminan odiando, pues tanto subir como bajar, por cortas y empinadas vallejas terminan quemando fuerzas y esperanzas, de ahí que veamos a tanto peregrino tomar por la calle del medio, o sea por la carretea adelante y dejar las puñeteras Ballotas atrás.

Aunque yo que las conozco y las he sufrido de mi formas distintas en BTT, andando y peregrinado tiempo atrás, pues digamos que las tengo bien domeñadas, aunque habrá que ver como vamos este año, con el par de sandalias que me llevo. Las sandalias han sido un total descubrimiento  y a la famosas Keen , esta vez he sumado unas Sandalias Chiruca que me ha facilitado Pisando Fuerte, de Villaviciosa,  y que espero den buen resultado, pues las Keen , que son estupendas, pero me tiran mucho del tendón de Aquiles, y por tanto las reservaré para las zonas de descanso y los albergues. Ya les contaré.


Lo que no sé muy bien como irá, será la cosa será con los albergues, en Asturias hay más bien pocos, y muy establecidos en las cabeceras y punto final de las etapas y además no son muy grandes, o sea que mucho me temo que sino queremos entrar en el juego de las pensiones pateras, el alquiler de alojamientos varios tendremos que dormir alguna vez en la calle, o sea a cobijo de algún antepecho de albergue esperando que al llegar a Galicia la cuestión cambie. Habrá que ver como lleva Maki, todo este trasunto de los albergues, pues a nosotros nos gusta caminar durante todo el día, sin grandes madrugones,  eso y  tener que convivir con el turismo clásico, aunque las fechas del 12 de junio hasta finales de mes, aun son buenas para que no haya masificación y todavía podamos transitar por caminos y albergues sin apreturas.

Aunque este año, por aquí por Villaviciosa se  ha notado  un alza  importante de presencia de peregrinos, anotando además un paradigma,  como es el aumento de peregrinos que van hacia el Camino de la Costa o del Norte , sin pasar por Oviedo, o sea pasando desde Villaviciosa a Gijón y luego siguiendo hacia el Occidente costero, aunque la mayoría de las veces la franja mismamente de costa nos quede un tanto alejada.

Supongo que compartiremos los coletazos del cierre de temporada peregrina de primavera con gran presencia de romeros extranjeros: ingleses, franceses, polacos, y alemanes, y hasta coreanos se empiezan a ver por estos lares.

A la vuelta a buen seguro que les iré contando a los largo del verano, entre viaje y viaje, pues quiero irme en Julio al Camino Inglés, y luego dedicarme todo el verano a recorrer los itinerarios para el próximo libro Mis Caminos a San Salvador, mientras tanto les invito a disfrutar de la pagina web MIS CAMINOS A COVADONGA.

Las etapas que pensamos cubrir este año serán  estas, aunque a buen seguro que luego el acontecer diario nos irá diciendo que tipo de etapas iremos construyendo.

DIA 12 de Junio TREMAÑES- FEVE SOTO DEL  BARCO – y a pie hasta SOTO DE LUIÑA

WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.38.36    WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.39.08

.WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.39.59    WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.41.00
WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.41.42   WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.42.25
WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.43.07    WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.43.41
WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.44.23   WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.45.11(1)WhatsApp Image 2018-05-05 at 19.45.11        


LUEGO QUEDARAN LAS DOS ETAPAS DEL CAMINO FRANCES

Este será nuestro periplo para este Camino con Maki, donde es posible que se junte algún amigo más

Victor Guerra