viernes, 15 de septiembre de 2017

CAMINO PRIMITIVO. 10ª Etapa. De Lugo a Ponte Ferreira. Esfuerzos y recompensas.

IMG_5469
Tomando la notas del día.

El día se levantó tristón y con una pertinaz niebla que no se percibía tanto en el centro de la urbe lucense, donde además todo estba en calma pues no en vano era domingo, aunque los ritmos de la peregrinatio, digamos que son otros, y uno enseguida empieza a perder la cuenta del día en que vive.

Tras las abluciones, Maki escapa raudo y veloz y puesto que la etapa de hoy será dura, ya que debemos saltarnos Castro Romano, sino queremos tener problemas de nuevo con la presencia de los peregrinos canarios en la zona , ya que son sus reservas van copando las pocas opciones que quedan y máxime en una localidad tan pequeña como Castro Romano, de ahí que haya que dar un salto un poco más lejano y dejarlos atrás.

La salida de Lugo me resulta un tanto embrollada, también porque me voy detrás de cada edificio para fotografiar sus puertas o algunos de los detalles que me parecen interesantes, y cuando me doy cuenta ya no sé ni donde estoy.

etapa-de-san-romao-da-retorta-a-melideetapa-de-lugo-a-san-romao-da-retorta

Santiago y sus representaciones el Viaje de Alfonso II por el Primitivo
Al final pregunto a una buena señora que me lleva casi de la mano a la embocadura de la Puerta de Santiago, o Puerta Miñá, algo que el hospitalero de A Chanca no recomendaba, que hablaba de otro itinerario más lúdico; fuera como fuere, me interesaba ver tanto la puerta como la representación gráfica de Santiago.

En este caso la puerta expone como dos partes: una muestra heráldica, y otra correspondiente a una imagen escultórica de Santiago montado en su caballo, y este arrollando a un personaje a medio camino entre hombre y monstruo, no parece ser la representación de un moro, pero si de algo «monstruoso»

. IMG_5397IMG_5399IMG_5398

Está claro que el paradigma de Santiago Matamoros, no es producto del franquismo, sino que viene recogido desde mucho más atrás, ya que el conjunto viene firmado como del año 1759. La información cultural nos dice que la puerta «fue empleada hasta 1589 por los canónigos y sus sirvientes con el fin de acceder a las huertas. Esta puerta era la única que permanecía abierta en tiempos de peste. Ensanchada en 1759 por el Obispo Izquierdo y Tavira para facilitar la entrada de carruajes», y en dicha puerta se colocó el Santiago Matamoros.

Lo cierto es que no he visto, o tal vez yo no me haya fijado mucho en las distintas representaciones de la figura de Santiago en el arte popular que no ha tocado en suerte recorrer a lo largo del Camino Primitivo, que vuelvo a recodar que de Primitivo tiene poco, sería en todo caso Primigenio, ya que los viajes a Santiago no se hacían tanto por aquí como por Quirós, la Babia, Ponferrada hacia Orense y Santiago, y por Mondoñedo.

Este fue un trayecto a uña de caballo con muy pocos acompañantes para ver que sucedía en Santiago, y ver si había posibilidad de traérselo a la Sancta Ovetensis capital del Imperio. De haber sido un viaje como nos lo quieren pintar, pues el rey-emperador, hubiera cogido un séquito, y por el camino hubiera convidado a acompañarle a nobles y clérigos de renombre de cada zona, es evidentemente que el camino no hubiera sido el hoy llamado Primitivo, y sino aquel que contuviera monacatos, castillos e hidalgos notables y con tan principal séquito se hubiera postrado ante el sepulcro de Santiago.

Pero la vulgata católica nos cuenta otra historia, el viaje raudo cucurrimus y veloz de un emperador a postrarse ante el rey con un importante séquito para de este modo dale más realce a la escena y de le hace firmar la primera donación llamada de las Tres millas

IMG_5425IMG_5429IMG_5427

Parecen olvidarse los historiadores o estudiosos, alguno que Oviedo contaba con innumerables reliquias, y entre estaba el Arca Santa, y la Cruz de los Angeles, venidas por tierra desde Toledo incluido el Santo Sudario, y otras que parece ser entraron por Avilés (siglo V) como el Lignun Crucis que se venera en Liébana.

Como dice el amigo Vicente José Gonzalez «EL Camino de Santiago nace de la noticia de la aparición y no viceversa, y … cual se origina en Oviedo en el 829, que en por ejemplo en 1571 se imprimieron 20.000 buletas»

Volviendo al Camino

Bajo por la calle empedrada muy carcomida por las nuevas construcciones, pero aún quedan rastros se ese viejo quehacer canteril, remates de puertas y ventanas e incluso en algunas figurillas como la de un supuesto San Lázaro, y ya no hablemos de la monumental portalada de la Finca de Boucello, fea como ella sola con sus representaciones jacobeas.
Sigo subiendo por La Cuesta en dirección A Regas, siguiendo por la izquierda de la finca, y ya por la LU-P 2901, camino hacia O Burgo.

Al camino cuando el sol ya penetra en los caminos, de nuevo me salta al paso la Parca, pronto sus trabajos se dejan distinguir en los diversos penachos de los panteones, sitos en las Quintana dos Mortos, que son en Galicia una muestra de que estos conviven en un mano a mano constante con los vivos, aunque la estética de casas y cementerios respondan una visión un tanto ecléctica e iconoclasta.

IMG_5402IMG_5404IMG_5403

Poco a poco, voy alcanzando a peregrinos de «agencia», de esos que van sin nada y que se quedan embobados cuando nos ven llegar con nuestras mochilas, y estéticas, en general alejadas de los turistas de la peregrinatio.

Cerca de O Burgo recojo en mi cámara una vez más la presencia de los manantiales y fuentes, como este de Ribicas, las cuales salpican toda la caminería sea jacobita, ganadera, o de comunicación. Está claro que son auténticos hitos indicativos de que el camino se construía con ellos y en base a ellos, (manantiales) pues eran esenciales para la supervivencia de oriundos y aquellos otros que van o iban en tránsito.

Llego a San Vicente do Burgo y su monumental iglesia barroca, signo y prestancia del poder eclesial, pues son cuatro casas y la iglesia asombra, aunque se humaniza con la cotidiana presencia del cruceiro que jalona el camino.

Una mirada al cementerio que rodea la iglesia, y directo al bar de As Searas, para tomar un segundo tentempié, y enterarme por la joven camarera de que Maki estuvo por esos mismos lugares en compañía de sus amigos los «canarios».

El bizcocho esta apetecible, y no me resisto a probarlo, por tanto hago un segundo desayuno antes de salir a patear la carretera LU-2901 que me lleva como en el juego de la Oca a otra iglesia, menos pomposa, estoy ante la iglesia románica de San Miguel de Bacurin, y su coro de enterramientos

. IMG_5408IMG_5414IMG_5416

Dejo una vez más que sea el amigo Xurde Morán quien nos muestre y cante sus excelencias, pues apenas si recojo más dato fotográfico que su planta, quedando en mi ignorancia su puerta y canecillos.

Ahora desfilo por corredoiras y sencillos caminos de la gallaecia del Mera, pero pronto tengo que dejar tan sinuoso camino para seguir al filo de la LU- 2094 hasta San Romano, sin que apenas haya nada que llame mi atención, salvo unas ovejas que ya van de recogida dada el calor reinante.

A la entrada de San Romao da Retorta, encuentro al triunvirato de los amigos «canarios» de Maki, que ya se están estacionando para tomarse unas cervezas antes de coger su plaza en el diminuto pueblo de S. Romao.

Me tomo con ellos una Estrella de Galicia, y me despido yéndome detrás de las huellas de Maki, que me lleva unos cuantos kilómetros de adelanto, y parece que le pierden las prisas…

Justo al punto, unos cientos de metros más allá un miliario, (réplica) de otro que databa del 40 d. C, y que indicaba que por estos lares pasaba la vía romana de Lucus Augusti a Iria Flavia, y en cuya placa colocada en la zona dice que el miliario es Replica do miliario atopado preto de auí yi agora no museo diocesano de Astorga. Erueito no século I polo año 40. Caio Cesar Augusto, bisneto de Augusto Pontífice Máximo Terceiro no poder tribunicio Cónsul por terceira vez. Pai da patria.

IMG_5439IMG_5440IMG_5442

Caminos y Calzadas y autopistas jacobeas
Siempre que veo estas cosas, y leo las vidas ejemplares de peregrinos, que los historiadores cogen para rehacer los Caminos Jacobeos, me pregunto lo mismo ¿Si las Veredas y Caminos que hacían todos estos, en general nobles señores, no serían las autopistas de hoy en día, y sobre las que hemos construido los Caminos Jacobeos? Y lo digo viendo la cantidad de calzadas, cañadas, caminos reales, romanos o medievales, que se han utilizado por peregrinos, gallofos, caminantes y herejes varios, tránsitos que nos llevan las más de las veces de forma paralela casi que a los mismos lugares pero por zonas donde era más fácil que a uno le dieran un plato de comida.

 IMG_5435IMG_5437

Los nobles querían llegar pronto y a salvo, ellos y sus pertenecías; por lo cual es fácil pensar que pusieran empeño en no distraerse mucho por el Camino, salvo que el juego o la carne los distrajera en exceso, que también.

Pero aquellos que se echaban al camino porque no tenían otra cosa que cumplir, salvo viejos mandados y promesas, y también por ver si con tales andanzas se realizaba en sus míseras vidas, un milagro, pues no tenían prisa, por tanto sus caminos debían ser algo distintos de los nobles, entrando en una suerte del juego de la oca, tanto en pos de comida y cama, si ello era posible, o sea por la propia existencia, y por tanto, no sería extraño que ese camino no fuera tan recto como se nos ha hecho creer, y que tanto insisten la marcas en llevarnos a todo en rebaño.

Como prueba de lo que digo, indicar que los Caminos jacobeos astures, en ocasiones van por fuera de las marcas jacobeas, y por tanto se abren variantes a pueblos, a monacatos, a lugares de devoción o de simple trasiego comercial, porque en ellos se podía obtenr, trrcar o mendigar algo. El Camino costero de Lastres, o el de Priesca a Coto y Fuentes, o el Camino de Argüero por Tazones. Etc son uno de tantos ejemplos

.IMG_5443IMG_5445IMG_5446

Por otro lado se critica a aquellos peregrinos o caminantes- romeros, más que peregrinos porque cogen el autobús, o el tren para quitarse cansancios, o aburridas pateadas por asfalto, etc, y me pregunto ¿Que eran lo que hacían los viajeros de antaño, alquilando caballerías o carruajes o mercadeando transportes para cruzar zonas o ríos..? Pues lo mismo. Cada uno hace su Camino como le parece preciso, necesario o pertinente.

Por eso yo no critico como cada uno hace el camino, ni el porqué, ni para qué. Son preguntas que casi nunca hago.

Dejo les reflexiones peripatéticas, al modo de caminar y reflexionar y veo que el entorno del miliario romano (réplica) deja bastante que desear, por lo cual viendo la solanera que me está cayendo y ya que nuestra logista nos ha conseguido alojamiento en Ferreira, me refugio en el bar del pueblo, para tomarme unas cañas.

Pronto un exfuncionario responsable de caminos, y hoy alcalde de la zona me cuenta la historia de los Caminos y algunas otras historietas sobre variantes …, lo cual me resulta interesante, pero lo cierto es que ninguno de los dos dispone de todo el tiempo del mundo, y pronto cada uno retorna a sus quehaceres, y el mio en concreto, es seguir camino adelante hacia Castrelo y o Burgo de Negral.

IMG_5450IMG_5448IMG_5452

Como no llevo guía, ni perro que me ladre, voy a la buena de dios esperando ver lo que el camino me ofrece, en ese intermedio y con la solana de por medio, alcanzo a un extraño peregrino, que va desnudo de medio cuerpo para arriba con un sombrero de paja y un palo todo retorcido, una mierda de palo que utiliza a modo de bordón, y al preguntarle desde donde porta esa basura de palo, me dice que desde Bilbao, y cumplidas las debidas presentaciones me dice que viene desde México, y enseguida lo bautizo con el alias de Guanajuato, porque es todo un estrambótico peregrino mexicano, estudiante de políticas la verdad es que hacía mucho tiempo que no me reía tanto

Y sobre todo cuando me contó que en el Monte de la Griega, en Huerres, había estado casi que 2 horas perdido, cuando es un monte que es como un jardín, aun no entiendo cómo pudo meterse en el camino de los restos paleontológicos de la Playa La Griega. Y así fuimos caminando un buen rato en plena solana, aunque el chico no era tonto y pronto preguntó sobre la chapita que llevo el bordón, fina vara de bambú, con cintas que le llamaron la atención, pues me pregunto que si era miembro del Compás y la Escuadra. Por el camino le fui resolviendo las dudas y la explicación de las cintas y sus colores.

Llegando al destino y el saber gallego

No íbamos acercando a mis estación de destino Ferreira, y rehusó amablemente una cerveza pues seguiría unos kilómetros más, cuando el anuncio del albergue de A Nave, apareció, y era algo que me venía sonando desde unos kilómetros atrás como era la reconversión de una antigua granja de pollos en un albergue, y esa fue la realidad, que entre charla y charla nos pusimos en un santiamén en Ferreira, aunque mi querido compañero a pesar de los casi 30 km de recorrido como digo siguió camino hasta no sé muy bien a donde. Eso sí antes no sentamos a degustar una lata de foie-, unas rodajas de salchichón y buen chorizo, y a falta de buen vino de bota, pues agua cristalina del regato al pie del cual nos sentamos.

IMG_5461IMG_5468

Al llegar a la altura de la cantina de Ferreira, ya era esperado, no por Maki que ya llevaba unos cuantas horas albergado, y había hecho migas con la cocinera que era asturiana, aunque eso no fuera horas más tarde garante de nada, pero Maki había hablado de mí , y como los gallegos no pierden una, pues pronto el gerente de A Nave puso oído a lo que mi hermano de sangre (Maki) decía de mí , y mis trabajos en pro del turismo y el Camino.

O sea que cuando llegue a la altura de la Cantina y saludar, pues me ví recompensado con una cerveza de selección, lo que ya me puso en guardia, y habiendo vivido años en Valeixe (Cañiza), pues ya sabía que algo tendría que dar a cambio de tan oportuna invitación.
Cambiando impresiones y consejas en Ferrerira

Esto es Galicia, y el trueque, está al orden del día
. IMG_5480IMG_5482

Tras descansar un rato, el buen hombre encargado, o dueño, o gerente, de aquellas instalaciones, Jose Manuel me invitó a explayarme sobre las obras que me iba enseñando, fachadas a remodelar y otro de sus grandes aportaciones como era la reconversión de la nave de pollos en albergue, que era lo que más me tenía sobrecogido.

Lo primero que le dije, fue sobre cierta dignificación de los espacios de terraza, den los cuales había que huir de las sillas de plástico, así como poder poner algún motivo peregrino o jacobeo en la fachada de la Cantina, pues la música y la atención eran excelentes. Y un guiño siempre viene bien alejarse de la estética rustica de las tabernas de pueblo viene bien.

Pasamos a una especie de terraza reservada que estaba decorando, y que pretendía dejarla para fiestas y actos un tanto particulares, a lo cual le indiqué que debía hacerlo al revés, o sea, expresar que tenía un espacio abierto, decorado y que podía ser la base para un resort que es lo que ahora se lleva, pero bajan do la altitud de los muros para que se pudiera ver todo desde dentro y desde fuera

.IMG_5486IMG_5487IMG_5453

Tomaba nota, mientras las cervezas iban cayendo, hasta que me llevó a la famosa nave de pollos, donde yo creí que iba a pernoctar, pero no lo haría en ese lugar sino en el albergue de más arriba.

La reconversión me pareció estupenda e increíble, así como el cuidado y la estética, y lo poco que pude decirle, era sobre la erradicación de la terraza de publicidad instalada a la puerta, y le recomendé que sería bueno apostar por algo más tipo resort, así como el aprovechamiento de los espacios adyacentes, luchando por un intenso ajardinamiento, y se me olvidó indicarle, y lo hago ahora por email, de que sería interesante una muestra fotográfica de la reconversión de granja de gallinas a albergue. ¡¡¡Chapeau¡¡¡ Me quedé impresionado.

IMG_5477IMG_5478
T
ras todo aquel intercambio de impresiones, y con unas tres o cuatro cervezas me fui para el albergue de arriba, aquí la cosa cambió, el trato no fue el mismo, y cuando le comenté al hospitalero que había estado con el gerente de los albergues, este me contestó que ese «Jose Manuel no era ni jefe, ni gerente ni nada…» mal empezamos si alguien pone a parir al compañero de al lado, que igual es su casero, vete a saber , pero viendo la publicidad de los establecimientos.. se debería guardar esos comentarios.
IMG_5460IMG_5464IMG_5466

Pero no entré yo con buen pie, pese a las buenas opiniones de Maki sobre la paisana que teníamos en el llbergue de cocinera, a l acula después de un rato de paseo, y más cerveza, le comentamos a la «asturiana» la posibilidad de hacernos con un plato para dos, o sea para compartir, de la arrozada comunitaria, nos dijo que eso era imposible o comprábamos el bono comunitario de la arrozada o no había otra opción.

Puesto que nosotros traíamos nuestra propia comida, pero bueno era compartirla con uno granos de arroz caliente, lo cual no hubiera estado mal, pero pagar casi que 20 euros por dos platos de arroz como que no, por tanto agradecimos el detalle de la contestación y que pasara por delante nuestro, mientras cenábamos a tirar el arroz sobrante para los perros, que también son criaturas de dios, pero eso sí pasando por delante de nuestras narices.
Menos mal que era paisana. ¡Ya le vale...¡ comentó Maki, por toda contestación, y allí dejamos a los susodichos hospitaleros de Ponte Ferreira. Estas cosas también se dan en el Camino.

Maki, se enrabieta
Maki, estaba medio enfadado, pues tuvo que esperar por mi persona un tiempo, y además las cosas de este Camino no estaban saliendo como el esperaba, el recuerdo del 2015 era importante, e intenso, y este viaje no acababa de cuajar, algo ha habido que no estaba saliendo igual, ni parecido

Además digamos que había mucha tensión interna (familiar) y muchas horas en lugares con poca dimensión, y para Maji ver pasar el tiempo es toda una amargura.

IMG_5465

Maki y sus reflexiones

Por lo cual empezamos otra discusión sobre cómo abordar la próxima etapa, pues era por la cual pasábamos por Melide, que estaba cerca, y quedarse a cenar pues era mucho telar, pues apenas si eran 20 km., y quedarse a comer, pues Maki no quería darse la panzada y luego caminar.

Solución salomónica. Cada uno afrontaría este final de etapa como bien creyera necesario, o sea que habría un divorcio hasta llegar a Santiago, al menos eso era lo que planeaba en ambiente, con esas sensaciones nos fuimos a la piltra, eso sí con unos 30 km de ruta y unos casi 600 mts de desnivel acumulado, y un calor que cada día prieta más.

Adelanto acontecimientos, para explicar que la separación o divorcio fue un hecho, que se plasmó a la mañana siguiente, pues tras echarse a la litera y tomase sus pastillas, el relajo es tan grande que los ronquidos eran de órdago, varias veces le tiré del saco, hasta que se enfadó y digo que sino ene se albergue no se podía dormir tranquilo.

 El que no durmió fui yo que desde las 4 de la madrugada ya no pegué ojo, al levantarse me espetó que le había jodido toda la noche y que estaba hecho polvo, y que se iba. Le dije que los que estábamos hechos polvo éramos el resto de compañeros del Albergue .. pero digamos que había cogido la de Villadiego camino de Santiago
.IMG_5502

Víctor Guerra