martes, 5 de septiembre de 2017

CAMINO PRIMITIVO. 9ª Etapa O Cádavo-Lugo. Filosofando sobre el Camino. Peregrinos y peregrinajes

IMG_5361
De nuevo al Camino

Una nueva etapa, y como siempre cuando despierto, casi que estoy solo, amén de Maki, el resto ya se ha ido camino adelante, o a desayunar, cosa que no tardaremos en hacer nosotros dejando atrás el tranquilo albergue de O Cadavo  (San Mateo)

 IMG_5337IMG_5338

O Cadavo, al menos lo que pude ver en busca de un bar para desayunar, no es que sea bonito, ya lo habían adelantado Polledo y Barrero, gentes de más enjundias literarias que las que yo puedo poseer y cuyos libros me sirven de referencia en estas reflexiones.

La salida se hace hacia Souto de Torres y Vilar de Cas, que en principio me dicen poco, salvo Gondar, que será algo más importante o Lastra donde termine dando un tiento con un té y poco más. Tras el desayuno del Albergue que era importante, pero uno no es nada fartón y pronto queda saciado con un té y dos rebanadas de pan y mermelada.

Pero cuando nos echamos al Camino hacia Lugo, la atonía del Camino y la niebla mañanera que nos envuelve invita más a la reflexión que a otra cosa, mientras veo aún un hórreo astur con techado de pizarra y encalomado encima de otros equipamientos como es costumbre en la zona de Grao o Salas.

etapa-de-cadavo-baleira-a-lugo

Mientras observo, esta y otras cosas, como los detalles heráldicos que me ofrece el camino ante la popularmente llamada Catedral de Castroverde, refiriéndose a la iglesia de Vilabade, y el pazo de Vilabade y su florido escudo, seguimos cruzando caminos y caserías, igual que en Barrero, metido en la densa niebla en esta larga ruta hacia Lugo, en la cual más que pensar en los personajes de Wenceslao Domínguez Flórez, como bien refleja el escritor ovetense en su libro Las Tierras del fin del mundo, me embozo en la virtual esclavina de caminante solitario, pues Maki ha optado por irse hacia adelante, pues mi paso parsimonioso y el esperar a que haga las fotos, le corroe la prisa y quiero alcanzar a algunos viejos compañeros.

Por mi parte pienso, pues ya es el momento de intentar responder a esa preguntas que todos nos hacemos ¿Qué carajo hago aquí perdido en medio de la nada, envuelta en densas nieblas y tras una quimera jacobita?.

Filosofando sobre Caminos y Peregrinos

Cuando uno lleva tantos días echando un pie delante del otro, y uno ya de mano es sincero y pese al colgadiello de la concha, uno debe decir que no es creyente, sino muy al contrario, un heterodoxo viajero defensor de la razón frente a la fe, o sea un agnóstico para unos y ateo para otros, que siempre te preguntan llegados estos momentos con eventuales compañeros de Camino, sobre el sentido de este transitar por los Caminos Santiagueros.

IMG_5340IMG_5345

Es pues la hora de contestar algunas de las cuestiones planteadas, ante un innegable paradigma, de echarse a los Caminos del señor des la razón que no la fe, que diría el castizo, que por otro lado estas trazas no dejan de ser los de Santiago, los de Santo Toribio…, o el abordaje de la gran peregrinación a la meca personal de cada uno al dedicarse a la Caminería, que creo que es cosa más amplia.

Yo creo que el Camino de Santiago no es un Camino de Peregrinación, fue un camino pluridiverso, que paso por muchas épocas y momentos, que fue el auxilio para muchos para ganarse el sustento ante tanta hambruna y tanta ignorancia, ya Alfonso II lo tenía claro, cuando 80 años ya su reinado libro solo en un años 127 libranzas de peregrino, él sabía del peso de las reliquias de santos y santas, yd e la construcción de una vulgata creyente, eso movía a señores feudales y al alto clero en favor o en contra.

Y voy pensando en estas cosas, porque esa herida por la que respiramos casi todos los que nos encontramos en el Camino, es lo que nos mueve a estar días y días caminando en pos de una quimera personal, íntima y casi que intransferible, llevando una vieira colgada de la mochila, emulando a lo moderno, a los viejos peregrinos de antaño, eso sí con notables diferencias, estéticas y de concepto, y a veces nos siendo sinceros con esa traza y ese destino. Ya he comentado alguna vez que me he dado vuelta antes de llegar a Santiago…

No diré que el Camino sea una farsa, pero sí que en momentos dados a rayado en una tramoya político-cultural-religiosa que los poderes que los representan han ido articulando a través de los viejos caminos construyendo la vulgata romántica, luego la realidad del Camino de los , caminos es otra, los famosos hospitales no solos servían para los viajeros en tránsito, sino para hacer negocios como los hacia Gelmirez colocando hospederías en Asturias, a razón de cuatro bueyes al año de renta, sirvió para dar cobijo ante situación de pobreza, como hoy lo hace e de nuevo el Camino que permite unas vacaciones baratas por 350 E tras un paseo de catorce días por la España rural y urbana

.IMG_5346IMG_5588P1150073P1150096

Unos equipamientos que recogieron a viajeros, pero también a trasterminantes, leprosos (malatos) que dichos hospitales eran su tabla de salvación para unos días, al comer o dormir.. No sé cuántas veces los jacobitas, sobre todo cuando hace en Camino piensan en esas claves.
Pues no debemos olvidarnos, como a veces lo hace Alberto Solana, en su libro El enigma compostelano, que ese trazado peregrino se soporta sobre otros viejos caminos, otras culturas y otras espiritualidades, y no es cierto que la fé haga el camino, sino que con el Camino se puede representar la fe, que cosa distinta y poco se manifiesta fe.

La fe y sus manifestaciones

A este respecto me llama la atención que, poniendo tanto énfasis en la literatura jacobea sobre el espíritu cristiano de los Caminos de Santiago, sobre todo a la vulgata solo parece interesarle el «francés», que es us libro muestrario de la ortodoxia romana, que no cristiana. Y es curioso que se obvie lo católico-romano que sustenta el Camino desde muy antiguas kalendas, sobre todo en los nuevos desarrollos del camino, y que estos en general queden remarcados o referidos en su existencia a la literatura, blogs, videos, etc., lo que choca con la escasez , por ejemplo de voluntariedad por parte de los estamentos eclesiales en los Caminos, poco curas y obispos, he visto por los Caminos, el Sr. Arzobispo de Oviedo que debería dar ejemplo, y echarse a sus Caminos, se ha ido a hacer senderismo a Austria.

Pocos equipamientos he visto con el sello religioso, franco y directo, los albergues diocesanos son pocos y escasos, y la magnitud de ese déficit no lo muestro yo, sino que son los obispos españoles los que llaman a mostrase más en público, aunque no parece pasar ese llamado de poner estampitas y crucifijos y no escamoteado en una especie de semi-avergonzada fe. Como si al peregrino actual y creyente, viniera a incomodarle hablar de dé o motivaciones religiosas.

enigma-compostelano-740x370

Yo como el iconoclasta a los Andrew Boorde, no creo que Camino Jacobeo, sea la expresión cultural de la identidad cristiana de Europa, sino más bien la construcción identitaria de ponernos a todos, en su momento, de cara a la meca que no era otra cosa que la católica, romana y apostólica, la cual que Cluny forzó a golpe de monacatos y alianzas, políticas y religiosas, muy diversas y plurales, para construir un correlato determinado concluido con una cierta Vulgata canónica, y con muy diversos tintes, y eso sí con un objetivo claro como era acabar con un diverso y plural statu quo confesional y político que se daba en esa divisoria en la que se dio el Camino Francés, entre las tierras del Norte, y los entornos de la virtual línea neutra, a modo de tierra de nadie.

Por otro lado, si es como dice Solana, el Camino tenido como expresión y realización de la fe, ¿Porqué, por ejemplo, el Camino en la zona del Bierzo, no entra de lleno de la Tebaida berciana, nacimiento de la iglesia visigoda y enseña y muestra ese nacimiento sobre el que se va a cimentar la futura iglesia romana?

Para ello debería dejar de la lado Molinaseca y Ponferrada y entra por el Acebo hacia las Valduezas, con San Genadio y San Fructuoso, y los enclaves eremitas de Peñalba y la presencia mozárabe en estos aislado montes, o la función del Monacato de San Pedro de Montes, pero al Camino o parece interesarle esas cuestiones, sino otras en concreto la poderosa Ponferrada o Villafranca.

Tal vez lo que hizo Cluny con el Camino Francés, fue precisamente eso, soslayar todo aquello que daba lugar a la duda, y bastanteó cuanta herejía, leyenda, o historia que importunara su mensaje «universal» de ortodoxia religiosa, y que pudiera erradicar, incluso marginando del Camino a otros Hermanos de congregación, pero más respetuosos con la idiosincrasia de los territorios rurales y sus creencias.

Por mi parte para ir zanjando este tema, me sitúo en esa sección de integrantes de la secularización del Camino, donde lo que importa, al menos para mi caso es la Vivencia del camino, pues igual disfruto haciendo el Camino de Santiago, Francés, que el Primitivo exento de todo, menos del fuerte sabor ambiental, sin olvidar que gozo como un verderón realizando el viaje, como ya hice de la Cañada Soriana Occidental, siguiendo las huellas ovejeras de Norte a Sur, de pastores y ganado que desde muy antiguo dejaron su impronta en los pueblos, pues se descubren otras huellas y presencias, y que para mi fue todo un descubrimiento conocer toda una cultura y unos pueblos reunidos y vertebrados por el paso sostenible de ganados.

Los Caminos

Lo cierto es que el libro de Alberto Solana, es interesante para ir hincándole el diente, pues tiene propuestas curiosas y reflexiones que despiertan otras, aunque no cabe duda que ve el Camino como unidad, y sin embargo pierde de vista visiones más integrales de otros caminos que sustentas los Caminos jacobeos, y que han sido carcomidos o fagocitados por este último.

En general, y en líneas generales actualmente hemos disgregado tanto las caminerías, por varios factores: nacimiento de una nueva forma de trazar las comunicaciones: carreteras, cortes de las trazas originarias, pérdida de esta y de su existencia, reseñalizaciones parciales y en bucles, etc, que ha hecho que solo veamos como importantes, solo ciertas grandes calzadas, y lo demás no exista , o lo veamos tan parcialmente que la secuencia, el entorno y el contorno desaparece, y eso cambia cuando uno ve el territorio desde dimensiones más integrales y generales

.download                  large_guia-norte-primitivo-2016-98896-7

Por ejemplo, acostumbrado a patear la sierra de Quirós (Asturias), este cambio de dimensión conceptual del que hablo, permitió que cuando realicé el Viaje de las Reliquias, fui enhebrando fuentes, y bebezones, ermitas y grandes cabañas de refugios a modo de Ventas, u hospedería de cada época, y entonces esa traza, que estaba soterrada y troceada, se levanta desde una concepción distinta en todos los sentidos. Tal así, que estamos asistiendo a una cierta mitificación de la Calzada de la Mesa, en Asturias, y al olvido, y desatención del llamado Camino de las Reliquias, que iba desde Oviedo, hasta Astorga, por los puertos quirosanos, y que utilizaba tanto la ribera del Bernesga como el naciente cordel de las ovejas babiano para unir con ello la Omaña, y por ejemplo el Camino Olvidado, con Astorga y con el resto de territorios hasta Compostela y Toledo, posesiones astures en tiempos de Ramiro I y Alfonso II el Casto, y con muy diversas intenciones y objetivos: administrativo, religioso, económico

Sigo en el camino

Basta ya de seguir filosofando, pues me recuerda al tema de los peripatéticos, aquellos filosofaban  y caminaban, Todavía quedan horas y días, para hacerlo y será bueno prestar atención a ello, pero llega el momento de dar una alegría al cuerpo y al espíritu, pues después de un largo trayecto en solitario me reencuentro con la vieja amiga Isabelle (Oporto) y su jovencita amiga, que ignorando la lengua de Cervantes o la volteriana, pues ella es de Lutero, no hace otra cosa que sonreír desde esa ternura semi-inocente de la juventud que se echa al Camino.

Allí está también Maki, tomando su habitual caldo de cebada, en este caso Estrella de Galicia, Por unos momentos nos relajamos, y empezamos a disfrutar de otro tentempié a modo de pots- desayuno, aprovechando el sol que despunta por entre los edificios de Castroverde.
IMG_5357IMG_5356

De nuevo al Camino, que marca Maki, con su peculiar andar y tiente tieso y su buen bordón, envidia de artesanos del Camino.

Nuestra joven compañera teutona que anda de un modo extraño, rota sobre la cadera y mueve los brazos a modo de una danzarina, lo que se me hace extraño para alguien que porta una mochila, pero ahí está sosteniendo el paso y el peso, y sin bordón ni bastón. Para ella sí que el Camino es un desafío personal importante.

Por esta sinuosa traza, donde nada se magnifica vamos encontrando además de Lorenzo que aprieta, a esos viejos testigos de una realidad religiosa, un tanto singular como es la gallega, expresada en los sempiternos cruceros gallegos, que nos indican que estamos en buen camino, así como esos necesarios equipamientos como los lavaderos, que en Facebook le hemos dedicado un espacio , Fuentes, y Lavaderos, y que han sido mudos testigos de un quehacer cotidiano…

IMG_5373IMG_5375IMG_5374

Galicia siempre es sorprendente, pues se muestra sin pudor lo antiguo y lo modernos, el mítico granito y el aluminio de la última moda. Combinación lograda unas veces mejor que otras.

Ahora una foto de contraste que se me antoja la foto de dos conceptos y dos formas de vida, que apenas si se miran, más allá de la mirada de reojo, la peregrina altiva y la campesina enfrascada en sus quehaceres. Eso es también Galicia.

IMG_5383

Ha sido esta etapa un tanto extraña, pues apenas sí el territorio se me ha clavado en la retina, apenas si recuerdo al dictado de estas letras, parte del recorrido, tan solo recuerdo ir quedando solo en el caminar, Cuando menos lo espero pronto me pasa una bella y altiva holandesa a toda pastilla, sin apenas saludar más allá de la desconfiada sonrisa de quien se sabe cercado por la fatiga.

Al cabo de una media hora de caminada, la encuentro tumbada en medio del camino, desfallecida, la verdad es que me dio un susto de muerte, creí que tenía algo más grave que el desfallecimiento, le dí agua de una botella que encontré y con la cual cogí agua, algo raro para mí que siempre tito de taza caminera, y allí como pudo, la buena holandesa recobró la lucidez, y se extrañó de verse envuelta en tal situación, se levantó rauda y se fue camino adelante, acuciada por la imperiosa necesidad como vomitar. Quise ayudarla, pero fui rechazado de forma enérgica, pues en su país no debe ser corriente verse en esas circunstancias. Seguí mi tranquilo camino observando cuanto me rodeaba
.
No sé ni cómo, cuando me vi en las puertas de Lugo, que se dice pronto y que se magnifica lo urbano una vez se cruza autovía A-6.

Nuestra logista particular, Doña Noemi, nos reservó un albergue privado en Casa da Chanca, lo único que quedaba en Lugo, eso sí a 15 Euros la noche con desayuno incluido, y allí estaba Maki, del cual lo ignoraba casi todo, pues no sabía si estaba delante o detrás, y resulta que se estiró a lo largo de la etapa para coger a los «canarios» a los que dejó instalados» en pleno Lugo, y también había dejado a Isabelle, a su aire, y ahora venía de vuelta de visitar a unos amigos donde comió y fue servido a cuerpo de rey. Según dijo.

IMG_5389

Tras la pronta instalación, este volvió a hacerse humo, y hasta no bien entrada la tarde no supe de su vida, por lo cual tras todo este tiempo estuve esperando su bajada de su visita a la Lucus Augusti, entretenido en la colada tanto mía, como la atención de la suya.

Sorpresas tiene la vida

Estaba leyendo el Enigma Compostelano de Alberto Solana, cuando se abrió la puerta de la habitación que solo compartía con mi hermano Maki, este albergue más bien se parece más a la futura casa de una joven pareja, que a una apuesta para perdurar en el tiempo, por más que su gerente teorizara, eso si muy bien sobre las apuestas económicas gallegas y el Camino,

Para mi coleto personal al Camino Primitivo, le quedan como 6 años de alza, y luego se estabilizará, como ha venido sucediendo con mucho Caminos, amén de que los Camino del Norte no son precisamente baratos, y se están denotando cosas que no salen en las estadísticas, y es que por ejemplo, empieza a denotarse conclusiones no programadas del Camino del Norte en Gijón, por falta de presupuesto.

Ya que por ejemplo la variedad de precios de los alojamientos fuera de los pequeños albergues municipales en general muy pequeños, lo que hace que al Peregrino se le van sangrando el presupuesto, aquí 18 E, allá 22 E, en otro 25 etc. Y eso desde que se entra en Irún, pues se hace costoso , si uno no coge plaza en Albergues municipales, Haciendo el Camino Oviedo- San Vicente de la Barquera he pagado de todo en cuanto a Albergues desde 25 a 15 euros lo más barato.

Pero la sorpresa no fue esta, sino ver a mi querida amiga la holandesa entrar en la habitación, medio recuperada, digamos que lo justo para llegar al Albergue, y tirarse en la habitación. Le ayudé a quitarse la plomo de mochila, ya instalarse, y se fue directa para la ducha, sin importarle nada, ni hombres, ni intimidades y tras una larga ablución, de nuevo a la cama, le ofrecí un relajante muscular, que tomó de buena gana, y ahí la dejé abrazada a su almohada durante su buena cuatro horas de siesta.

IMG_5392IMG_5391IMG_5393

En esas llegó Maki, y yo me fui a ver si comía algo decente, pues Maki ya venia bien cocinado, por en medio de Lugo encontré a asustada Isabelle, que había perdido la cartera y la habían llamado de la que la habían encontrado, y ahora se iba a la estación pues regresaba a Lugo, por el camino nos sentamos a tomar una cerveza, y donde de nuevo la holandesa que Isabelle invitó a una cerveza, al igual que a su joven amiga teutona, una grupo curioso, donde nadie manejaba la lengua castellana, salvo Isabelle, cruce de miradas de complicidad, traducciones exprés, cada uno por su lado.

Nos tomamos Isabelle y el que suscribe un tapa de pulpo y sin ver ni Lugo, ni los entornos de la Catedral y me hubiera gustado, pero estaba cansado y de cierto mal humor al quedar a atrapado en el albergue esperando a Maki, que pronto se quedó sin batería en el móvil, o pasó de él… O sea que Lugo fue finalmente dos calles, y la presentación de los «amigos del Camino de Isabelle «italianos y brasileños, algunos ya pinchados con el Camino, que son algo así como los Correcaminos, pues no volví a saber de ellos, de quien si vi hablando con Isabelle, fui uno de los integrantes de la marcha verde minera, que había perdido por el Palo…

Camino-santiago

La etapa de hoy han sido unos 29 km con unas 5 horas caminando, unas dos horas parado. Bien para un paisano pequeño, que cada día se gasta más por los pies en pos de una quimera pétrea.

Víctor Guerra