miércoles, 25 de abril de 2018

Crónica de la paurosia lebaniega Abril 2018


IMG_0866


Introducción


Había ilusión por llegar a la Liébana, y por ver que se había cocinado antes de cerrar la Puerta del Perdón hasta dentro de 1820 días, y eso nos llevó a varios romeros y peregrinos a echarnos de nuevo al camino, cada uno desde su lugar, unos desde Santander, o desde San Vicente, en mi caso desde el Monacato de Valdediós en Asturias y por el Camino de los San Salvadores hasta llegar a la caminería crucena: Camino Lebaniego, cuyo trazado, ya con otros romeros el trazado nos llevaría hasta los pies del propio Santo Toribio, donde el Beatus pergeñó su gran obra, y donde está depositada la gran reliquia llegada de Asturias: Lignum Crucis.

La ilusión no es que fuera bajando pese a que ya por el camino ya veíamos que nos juntábamos más bien pocos peregrinos.



Digamos que me lo temía y al llegar a Muñorrodero y seguir camino entre el Viernes 20 y Sábado 21, vi que apenas si éramos unos veinticinco los que nos andábamos atravesados por la caminería de Val de San Vicente, Lamasón y Peñarrubia con la intención de llegar a Liébana, o sea a Potes, para asistir a lo que se vino en llamar la Parousia Lebaniega, o sea al final de una historia, en este caso al cierre del año jubilar lebaniego, que con tanta insistencia ha venido anunciando el Gobierno Cántabro que es quien ha estado tirando de este carro peregrino.






IMG_0842IMG_0824IMG_0819

La Llegada y estancia sabatina en Potes

Lo que ya nos dejaba ver el Camino, era todo un presagio, pues por Lebeña camino de Potes, pasábamos el sábado 21, no más de una escasa docena de peregrinos, eso sí desde el mismo Lebeña y algunos desde Cícera, arrancaron varios turigrinos, para ganar así el diploma certificativo de la peregrinación, denominado la Lebaniega, muy ligeros sin apenas peso y de perfiles seudo-deportivos que es lo que se perfila en los Caminos Lebaniegos a Santo Toribio.

Al llegar al albergue Municipal de Potes, digamos que éramos cuatro gatos, no más de diez peregrinos que nos preparábamos para subir al día siguiente al Monasterio de Santo Toribio, mientras se preparaban varios actos en la capital lebaniega de Potes, bajo el lema Apocalipsis Beato, al pasear por Potes a media tarde no veía mucha gente, pero a la noche puedo decir que me pareció que el lleno fue total.



IMG_8277IMG_8242IMG_8284

Eso sí, en el teatro para ver la función Parousia no había cabida, o sea que nos fuimos en ese entreacto a cenar, de cuya acción salimos a toda pastilla para disfrutar del espectáculo Luz Mileniun, al que nos llegamos como muchos otros, dado lo apretado de los tiempos entre un espectáculo y otro, tan solo llegamos a ver los destellos de la Serpiente Antigua y al espectáculo de Pedaleando hacia el Cielo.


programa-clausura

Esta volandera obra, de larga e intensa puesta en escena, cuenta un lance de amor en base a ir pedaleando por las alturas, mediante el uso de una grúa, y que según los autores la obra quiere hablarnos de «Las declaraciones de amor se reescriben en esta actuación aérea por movimiento, un aliento, una palabra, una canción. Este espectáculo es una mezcla de imágenes cinematográficas, luz, canción, baile y música en vivo, que termina en un espectáculo aéreo. A través de imágenes de películas adaptadas en el lienzo, la ciudad misma es el telón de fondo de esta representación llena de imágenes poéticas de sueño» 

Una puesta en escena que desarrolló el grupo Theatre Tol con sede en Amberes, y cuyo montaje viene circulando por varios países desde 1998. La verdad es que estuvo bien, aunque no parecían pegar mucho canciones como el corrido mexicano Currucucú Paloma, con el resto de coreografías, y sobre todo con el hecho a celebrar el Cierre de una Puerta monacal del Perdón, tras un año jubilar, con o la presencia de un monje y la producción del libro sobre el Apocalipsis, o de los desarrollos visigodos en los recónditos valles lebaniegos

Teatro  (1). ColgandoTeatro  (2)

Fue más un espectáculo musical de alto nivel, a modo de una programación cultural que otra cosa. Eso sí fue impresionante. Y de ahí al cierre de los actos, que tuvo como clausura la explosión encadenada de fuegos artificiales en las almenas de la Torre del Infantado, y de ahí a la cama a eso de las 24 horas largas…

ACtos cierre

Paurosia Religiosa en Santo Toribio.

Al dia siguiente Domingo 22, el pequeño séquito de peregrinos venidos desde la costa cántabra, nos conjuntamos para subir de forma tranquila al Monasterio y asistir a los actos del cierre de la Puerta del Perdón, nuestra primera sorpresa fue ver que la subida al Monasterio estaba restringida para quien no fuera autoridad, o estuviera debidamente acreditado, aunque había autobuses lanzadera desde Potes hasta el Monasterio, que fueron los encargados de subir a los romeros y parroquianos. 

Al llegar a la explanada del monasterio con nuestras mochilas y polvorientos pies, nos encontramos con la comitiva oficial del presidente Revilla y algunos consejeros, así como varios alcaldes de los valles lebaniegos, más bien pocos, pues algunos no debieron sentirse muy concernidos, y por supuesto siendo un año jubilar que concierne a toda Cantabria creí que habría más representación institucional.


.IMG_0873IMG_0878

Aunque tampoco sé cuanta asistencia hubo a los actos del Sábado por la mañana donde se dieron los premios Beatus, a Joseph Borrel y a Gutierrez Aragón.

La que estaba bien nutrida era la representación religiosa con los cofrades de la Vera Cruz y los obispos con sus solideos, había unos cuantos, encabezados por el arzobispo de Madrid, el cántabro Osoro, y detrás los obispos de Oviedo, Astorga y León y Palencia.


aResultado de imagen de Cierre Puerta del perdón de Liebana 2018

.La clásica procesión de entrada y la del Lignum Crucis, mientras los romeros se parapetaban detrás de las vallas, que poca gente contenían.

Lo que llamó la atención fue el gran despliegue policial y de seguridad, con caminos cortados, estaba prohibido subir a los enclaves religiosos del entorno, todo estaba cercados por el cordón policial en la explana, apoyado por un escuadrón de caballería de la Guardia Civil , la agrupación Rural de Seguridad de León, agentes del Seprona motorizados, motoristas de la Agrupación de tráfico de la Guardia Civil, a lo que hubo de sumar a la insidiosa seguridad interna que está en todos las fotografías. Ridículo.



IMG_0894IMG_0897IMG_0891


En fín, como se decía en los corrillos peregrinos, a alguien se le había ido la olla con el tema de la seguridad, además que no fue nada discreta, ver guardia civiles de buen tamaño, armados entre pacíficos peregrinos ante la puerta del monasterio era algo inusual para mí, solo les faltaba la metralleta colgada del pecho. 


Inusual también me pareció que ante la Puerta del Perdón apenas si había más de 500 personas, la foto recoge los que éramos en aquella explanada a las 12,30 horas, y que además que hubiera tanta seguridad pública en un acto de carácter religioso y privado, fue algo que no dejaba de llamar la atención y máxime que se cortaran caminos, como por ejemplo el Vadiniense, no se podía salir del recinto salvo por la carretera hacia Potes.  y Hasta dones hubo vigilando el espacio de la concentración romera. Iincreíble¡


Guardia Civil en Liebana
.
Crónica del desastre anunciado

Aunque los medios de información retrataron el acto como un éxito total, creo que el año jubilar Lebaniego, salvo cifras poco efectivas y explicativas, pues en la Oficina de Turismo, a nadie le preguntaban qué camino veníamos haciendo, o desde dónde se venía, lo que en suma les parecía preocupar más, era saber el ámbito de la motivación para realizar el Camino, o sea el ámbito personal e íntimo de cada uno, si se había hecho por motivos religiosos, culturales, deportivos. por lo cual buena parte de lo expresado pues obedecía a ponga usted un mix de todo, por otro lado, nadie comprobaba nada, y se repartían las Lebaniegas con uno o dos sellos, y andando.

105_1904105_1905105_1946

Cuando quisimos llegar a la sala de sellado de credenciales peregrinas esto había desaparecido, y como favor se puso una pequeña mesa contra la pared del monasterio donde apenas si cogían la credencial y el Lebaniega, se puede ver en la foto, es más fuimos los peregrinos los que echamos una mano a la buena amiga Marga Pereda,que se ha ido encargando en el Monasterio del sellado y extendido de la Lebaniega.

Los peregrinos de mochila éramos un reducido grupo de apenas unas 20 personas a los cuales no se nos tuvo en cuenta para nada, y además con las mochilas éramos más bien un engorro que la falta de organización del acto ya hizo que nos quedásemos atrás, y nos fuéramos a la sombra del muro a escuchar la misa en diferido, que se escuchaba y se sequía pro las televisiones que había por todos los lados



.IMG_0887IMG_0875IMG_0884

En algunos momentos le presté atención, como buen apóstata y heterodoxo, al sermón que me pareció insulso, lleno de tópicos de esos de los cuales yo mismo participé en mis años jóvenes como monje, en fín un discurso estándar en el cual se echaron de menos guiños al peregrinaje, o la vida monacal de antaño que dio origen a este monacato hoy convertido en Santuario, y apenas si salió a relucir el Beatus turibiense, al menos esos han sido los motivos que ,e han llevado tantas veces hasta San Martín de Turieno.

Por otro lado la prensa en busca de sus noticias recogía con avidez el optimismo del presidente Revilla para con el futuro del Camino Lebaniego, hablando de 1,2 millones de peregrinos, aunque creo que se debiera deslindar visitantes de peregrinos, pero ya se sabe que todo vale, para estos recorridos reducidos a tan solo dos caminos: el Lebaniego y el Vadiniense, y a la apuesta de otros como la Diputación de Palencia y la comarca de Almanza.

Como podrá ver en un futuro inmediato el lector, con mi libro Caminos de Santo Toribio, hay muchos caminos que no se tuvieron en cuenta, y que debieran haber sido al menos estudiados, pero ya hemos visto las articulaciones tan singulares a la hora de articular Caminos a Santo Toribio, yo al menos me he basado en la caminería histórica de Liébana.



IMG_0910IMG_0899IMG_0900


Por otro lado se ha puesto el acento un tanto condicionado desde la institución pública a que Santo Toribio sea lugar de paso entre dos Caminos, y no se ha tenido en cuenta la importancia del Beatus de Liébana en la difusión de la mítica santiaguera, pero que se puede decir del futuro de todo esto cuando en el mismo instante que esto se escribe se cierran dos albergues tan importantes como el Potes y el San Vicente de la Barquera.


Personalmente echo de menos la proyección desde la opción cultural del Gobierno Cántabro a la cuestión visigoda de estos valles, su riqueza y desarrollo, la importancia de los monacatos que hubo repartidos por toda Liébana, la suma importancia del Beatus, la conformación de la iglesia romana desde estos valles, y la conformación desde estos valles de la monarquía asturiana, y por supuesto el hecho de no implicar a más valles con caminos y diseños de recorridos, ha sido unos de los grandes déficits de todo este años jubilar, lo cual ha dejado a media Cantabria al margen de estas acciones.

El que este cierre se gastaran los dineros en tanto acto floral y teatral, y de seguridad, y no se pensara en la organización de una especie de Rosa de los Vientos peregrina, con romeros y peregrinos llegados a las 12 horas al Monasterio desde distintos valles y caminos para cerrar la Puerta del Perdón, es algo que no cumple con la famosa llegada, la paurosia. 

Creo que hay más romeros en la fiesta de la Santuca de Liébana  que la que hubo en el cierre de la Puerta del Perdón del 2018


IMG_0880

También  hubo hasta folclorismo peregrino

En fín, es una cuestión que se repetirá una vez más en Asturias, y sino al tiempo pues ya puedo adelantar que allí si que no hay recorridos oficiales de peregrinatio, y uno va a la página del arzobispado y pincha en como gana el jubileo, pues verá que con estar en Covadonga es suficiente, claro está además de
  1. · Visitar a la imagen de Nuestra Señora de Covadonga en la Santa Cueva
  2. · Confesar sacramentalmente los pecados.
  3. Participar en la celebración de la Eucaristía y recibir la Sagrada Comunión.
  4. Rezar por las intenciones del Papa
Y el Ritual de Peregrinación es para verlo y leerlo, y eso que estamos en el Año Jubilar Mariano Covadonga 2018

Entonces, sí que frente a esto es cuando uno cambia de idea, y puede decir que en Potes se dio una nueva paurosia cultural y jubilar 

Aquí el grupo de peregrinos que desde San Vicente o desde Asturias  nos fuimos hasta Santo Toribio


IMG_0854

Así fue,   así lo sentí, y así se lo cuento


Fuentes fotográficas varias. Guardia Civil, Diario Montañés,  y otras fuentes. como Alberto Aat . Amén de fotos propias

Victor Guerra