viernes, 12 de julio de 2019

El Camino Primitivo por Tineo y Pola de Allande. Desfaciendo Entuerto históricos. (1ª parte)


Introducción. -

Todo los Caminos jacobitas tienen en su haber etapas duras, el Francés al llegar a las España hay que arribar a San Juan del Puerto, que ha llegado a estar cerrado al uso peregrino durante el invierno dada su «peligrosidad», pues no en vano estamos hablando de pasar los Pirineos; luego está el Alto de Foncebadón en el Bierzo, o el Cebreiro en la frontera leonesa-galaica.

Por otros lado, el Camino Sanabrés tiene como tachuelas los puerto de La Canda y el Padornelo, y como no, la gran bajada a Campobecerro, … sin mencionar otros dientes de sierra que presenta el trazado, por su parte el Camino del Norte tiene como trazados complejos, las Bachotas  y su dura alternativa de la nadie habla, la Sierra de las Palancas: y el Primitivo, tiene como no podía ser menos como tachuela, famosa etapa de Hospitales.

En este sentido, no hay post sobre el Camino Primitivo que no salga este tema de que trazado tomar ¿Los Hospitales o por Allande...?

Tanta fama ha cogido la etapa, que al Señor San Salvador le ha salido un nuevo competidor, si antes era Santiago, el criado…, ahora hay que sumarle la etapa de Los Hospitales, que parece ser el sumun seudo místico del Primitivo, cuyo trazado. El del Primitivo, no fue otra cosa que un viaje relámpago que realizó Alfonso II para ver qué pasaba en la lejana Iria Flavia.


Ahora, en el revival del Camino en pleno siglo XXI, llega un momento que en las redes sociales dentro de la sempiterna peregrinatio, en lo referido a Asturias parece querer que el Primitivo y los Hospitales es « pata negra», pues a su duro trazado y  su trajín hay quien lo lleva hasta convertirlo en un cierto accésit místico.  Está claro que cada uno tiene derecho a montarse su película.

Bueno todo este trajín, está muy relacionado con el concepto de la caminería y la montaña, desde que ésta dejó de ser objeto de trabajo y pasó a ser objeto de disfrute, hemos visto que las mitificaciones han crecido, y no hay más que ver lo que ha pasado en el Monta Blanc o el Everest, el deseo de querer hollar sus trazas…

En lo relativo a Asturias, en el mitificado Camino Primitivo, hay un tramo de una etapa o variante, denominada «Hospitales», que como dice el amigo Vicente Fernández Rivero «Unos la dirán como deseo, otros como interrogante, algunos con miedo y cada vez más, con la satisfacción de haber podido disfrutar de uno de los tramos más emblemáticos del Camino».

Para intentar aclarar algunas cuestiones y de paso deshacer algún entuerto, al menos con respecto a algunas disquisiciones que se realizan en las redes sociales donde cada cual expone sus puntos de vista, unos conociendo en parte la realidad y otros desde el desconocimiento más absoluto.


Desde estas perspectivas podríamos definir dos grandes grupos, una sujeta a las cuestiones subjetivas, ante las cuales poco o nada tengo que objetar, pues cada uno es muy libre de sentir, de experimentar y opinar lo que crea conveniente, y por tanto de hacer lo que crea necesario; pero en lo que respecta a la segunda , a los temas más objetivos lo que compruebo es que se mezclan churras con merinas, y el personal fusiona sin rubor historia, con autenticidad,  tópicos con leyendas, todo ello  sin  mucho control y por supuesto desde el  desconocimiento.

Ya sé que todas son ovejas, pero hay que decir que, de distinta clase, por tanto, es bueno no hacerse trampas en el solitario, como hacen muchos y como algunos otros quieren presentar frente a algunas de las cuestiones que planteo.

En todo caso planteo como referencia esta página con respecto a realizar los Hospitales o Pola de Allande, y que nos poder servir de referencia y contraste  con lo que yo expongo



La Historia: El Huevo de Colón. Hospitales, Nisón y otros Caminos...

Cuando uno intenta desbrozar temas históricos sobre  la caminería asturiana y en concreto sobre el  Camino Primitivo, lo primero que  uno se encuentra es que se habla del trazado  de «Hospitales» como camino histórico, y  sin embargo las referencias al camino de Pola de Allande se le margina a modo de una especie de ramal secundario, lo que conlleva  que entre los peregrinos vaya calando eso de que el trazado de  «Hospitales  es el Camino Histórico, o Camino Autentico».

Ante tanta persistencia ha ido naciendo en mí la duda acerca de si esa historicidad y autenticidad es cierta, y por tanto intento desbrozar en este artículo que parte es real y que parte es leyenda.

La verdad es que es difícil deslindar un tema lleno de tópicos y realidades dada la escasa documentación acerca de la caminería y los movimientos peregrinos, pues el fondo documental histórico poco nos dice al respecto, y por ello resulta una tarea complicada y compleja pues los cronicones acerca de los trasiegos camineros permanecen más o menos mudos, y como me decía un ganadero nacido al pie de estos caminos, ¡Los Hospitales es un invento, aunque bienvenido sea¡


En definitiva una memoria que se nos ha ido, y de la cual quedan muy escasa y fragmentaria documentación.

 Incluso el Principado, colabora en la tarea de la confusión, pues en su página temática nos dice que la ruta de los Hospitales es la de mayor antigüedad, pero no aporta mucha más información acerca de dicha aseveración, aunque no deja de ser cierto  que luego en el  desarrollo cartográfico y temático resulta obvio que el trazado santiaguero va de Borres a Pola Allande por la Venta de Porciles, aunque  luego no cita el trazado que desde la capital del concejo de Allande va por el Nisón  camino del Puerto del Palo, que fue parte del Camino Real de Galicia.

El gran recopilador Madoz, en su recogida de daros de Camino en Astuirias no aporta datos muy determinantes, sin embargo el geógrafo Tomas López (XVIII) nos habla del Camino del Rio Nisón a través de Peñaseita y La Reigada,  no dejando de lado el trazado de  Hospitales, que cita como: «Funfaugon y Valparaiso  (fundaciones Reales) y tránsito hacia Santiago»… «Los hospitales… la de los puertos la mayor se halla en los Ospitales sobre dichos, que se extienden en llano cerca de media legua que hay uno de otro, y se puede regular la cordillera en una legua de altura de las de una hora de camino, porque, aunque se tardan más de dos horas en subir a lo alto, es por ser las cuestas perpendiculares y hallarse los caminos sumamente arruinados y el terreno fragoso».


En este sentido llama la atención el topónimo de Fonfaraón que como dice el estudioso Xurde Morán, debiera ser más bien fontefarayón o sea Fuente del Farallón, roquedo cercano a los famosos hospitales de los que debía manar en su tiempo algunos manantiales, pues la zona aunque dura en ellas pastan ganados y estos necesitan beber,  y los antiguos emplazamientos alberguista necesitaban también agua, lo mismo pasa con Valparaíso que nos designa  zonas de agua.

Para cerrar este capitulo de la historia dejemos que sea el historiador asturiano Juan Uría Riu,  que trabajó sobre las Peregrinaciones,  quien nos cuente algo sobre estos Caminos por las tierras de Tineo y Allande:

«El camino de los peregrinos llegaba hasta por la parte alta, desde el Campo de San Roque, donde existía una ermita dedicada a este Santo. Pasaba también por delante del convento de San Francisco, en el que los frailes habrán atendido también a los peregrinos, y torciendo hacia el Este se dirigía a Obona, pasando a la salida de la villa  ante la ermita de San Juan, que hoy no existe. Continuaba por l a sierra de Tinco y por Santullano hasta las puertas del mismo monasterio, según mandato de Alfonso I X.


Obona era cenobio muy antiguo, aunque la escritura fundacional—a lo menos en la forma en que llegó hasta nosotros—sea un documentó inutilizable. El monasterio habrá sido fundado en la alta Edad Media.
El camino más directo desde Tineo no tenía por qué ir a Obona. Continuaba de Santullano a Gera, pasando luego el río del mismo nombre, y por la izquierda del Mirallo, ascendiendo hasta el alto de Tamallanes, seguía al Campo del Río, descendiendo luego en pendiente para llegar a la Pola de Allande.
Pero desde Obona a Allande había otro; iba por términos de Vega Rey, Espín, Pereda y Borres—con hospital de peregrinos, y por San Blisme, (mo), Las Horteras (Morteras) y Colinas, y desde aquí ascendía para atravesar la sierra de Fonfaraón, donde existían dos hospitales que prestaban un gran servicio a los caminantes en aquel despoblado. En Pola de Allande—pequeña villa—había nada menos que tres hospitales, y desde allí se ascendía siguiendo el valle por donde corre un pequeño río con rumbo Noroeste desde el pueblo, inclinándose luego hacia el Sudoeste para llegar a Montefurado, como también los había en los lugares de Lago y Berducedo, que a continuación recorrían los peregrinos».

Aunque en esto de los caminos históricos todo parece ser muy subjetivo y máxime a ojos de algunos de estudiosos y máxime por los opinadores en redes sociales, que exponen todo esto como pura charlatanería.

Si atendemos a lo que dice el historiador Uria Riu, el trazado del que habla, subiría por la vertiente que ocupa  La Antigua en su arranque, el cual se iniciaría en el Alto de Lavadoira y enfilaría  la cresta-cumbral y límite concejil, enhebrando los picos Formiguera y Pico del Águila hasta llegar a terrenos más planos el Campo Tabion, desde el cual se alcanza el Collado del Hospital de Abajo, para entrar de este modo al Puerto de la Marta, y de ahí por Xuan de Rata a Montefurado.

Distintos recorridos de la zona Borres- Hospitales-Pola de Allande-Puerto del Palo

Los Caminos recogidos en la zona:

·         Aul oscuro: Camino  de Borres a Pola de Allande
·         Amarillo: Camino de Hospitales señalizado (GR 65)
·         Rosa: Camino de Hospitales histórico y a Montefurado
·         Azul Claro. Camino citado por Uría Ríu
·         Verde oscuro: La Calzada, La Antigua.
·         Rojo: Camino del Nisón /Camino Real de Galicia

Aunque hablando de caminos antiguos en la zona, pues parece haber varios, hay uno, tal vez el más antiguo, que no parece convenir a nadie, ni a Tineo ni a Allande, y se ha quedado huérfano de padre y madre.

 Se trata de una antigua Calzada Romana mucho más factible que los otros recorridos, y que iría desde el Alto de Chavadoira a los Puertos de La Marta y al Puerto del Palo y viceversa, cuyo recorrido evitaba las zonas altas como el Camino de los Hospitales, ya que iba al abrigo de este cumbral, siendo conocido como la Antigua.


Esta vieja calzada romana destinada a los trasiegos mineros pasaría por El Cheirón, y por encima de La Calzada, con un recorrido muy factible en su realización y más factible pues tiene desniveles mínimos, aun en su tramo final, ya que cuando se llega al Puerto de la Marta, para evitar ir por la cumbre, La Antigua  va media ladera para llegar en plano al Puerto del Palo y se la reconoce porque tiene una especie de  cierre de madera en un lateral.

Este último tramo que está en buenas condiciones es ideal para llegar al Puerto del Palo, y si desde ella miramos al Este, hacia atrás, veremos parte del trazado de La Antigua, venir alta y en solitario, desde el Alto de  Lavadoira, cuya horcada se ve al fondo.

Pese a su comodidad esta antigua calzada dejó de usarse sin que sepamos el motivo, utilizándose más tarde el Camino Real de Galicia, que iba por Borres-La Mortera-Colinas-Alto de S. Roque-Porciles-Alto de Llavadoira-Ferroi y Pola de Allande y desde aquí por Colobredo-Peñaseita-Reigada al Alto del Palo, aunque desconocemos si los tres o cuatro posibles recorridos: Hospitales, Camino Real y la Antigua y el que cita Uria Riu  cohabitaron en su uso al mismo tiempo.

Por tanto, la famosa vía romana que subía a las minas de oro de esta parte de la Cordillera no era, como dice Xurde Morán, por Hospitales, sino por esta otra traza denominada la  Antigua de los Romanos, que va mucho más protegida y no tan expuesta como lo hace el trazado de los Hospitales.

La Calzada evitaba tanto lo expuesto del cumbral de Hospitales, como el propio fondo de valle por el que circulaba el Camin Real de Galicia, con el infatigable compañero río Nisón, aunque era un camino franco y si apoyos alberguistas o núcleos de población.

Por otro lado el posible Camino Peregrino por Hospitales no subiría como se hace mediante el marcaje del GR 65  (Camino de Santiago) que va directo al Puerto del Palo, sino que  dicho camino iba a Montefurado desde el El Puerto de la Marta, no perdiendo mucha cota y adelantando camino, saliendo desde  el Alto de a Marta y pasando por delante de la Fana  de Freita, y de la  cueva de Xan de Rata

Bajada de la laguna  de Freita  hacia Montefurado

Por otro lado, Uría Riu como gran conocedor de la zona niega la mayor, y nos dice que se constatan muy escasos viajeros y peregrinos por estos caminos del Palo, que apenas si hay alguna crónica muy superficial, debido a que la mayoría de los peregrinos iban por el camino que cruzaba las depresiones desde Oviedo  por Oviedo hasta Salas, y de ahí cogían altura para irse  o bien desde Salas o desde La Espina dejando  de este modo el rumbo Oeste para virar al Norte hacia  los territorios de Navelgas, por la Venta las Gallinas, la Venta Carlones etc..., pudiendo alcanzar de este modo la Vereda del Norte que venia pegada desde Soto Luiña por la costa hacia Ribadeo y Mondoñedo.

De este camino trasversal de Salas hacia Canero, hablaré otro día pues parece muy interesante ya que está jalonado por muchas ventas.

 Próxima entrega Camino Primitivo por Hospitales: Ventas, Albergues y Hospitales.

@ Victor Guerra